lunes, 13 de julio de 2009

Juan Antonio Cebrián, el recuerdo de un genio.

Ayer noche a la 01:00 no falté la cita que tengo semana tras semana, desde hace ya un tiempo, con uno de los programas de culto de la radio española, La Rosa de los Vientos de Juan Antonio Cebrián. Volví a sentir cierta melancolía y me vi en la obligación de dedicarle una entrada.

Sigo siendo un oyente fiel pese al
fallecimiento de ese monstruo de las ondas, que fue su creador, el 20 de Octubre de 2007 (como pasa el tiempo...). Periodista, presentador, escritor, historiador, trovador, generador de sueños y transmisor de sensaciones eran algunas de sus múltiples facetas. Ciego desde los 20 años, su fuerza de voluntad y afán de superación hizo que terminara viendo más que la mayoría de nosotros y siendo uno de los personajes más importantes del panorama radiofónico español durante años con programas como "Turno de Noche" o la ya nombrada "Rosa de los Vientos".

Muchos son los que critican una actual pérdida de la esencia del programa, de la que hacen culpable al ahora capitán de la nave,
Bruno Cardeñosa (para mí otro gran periodista, aunque algo conspiranoico...), incluso se ha abandonado una de las páginas más famosas para descargar sus podcast. Otros (menos...) opinan que lo que deberían hacer es dejar de emitir los pasajes de la historia para que la sombra de Cebrián deje de planear sobre el programa y empiece a desarrollarse alrededor de la figura del actual conductor.

A mí no me parece que el programa se haya desviado tanto de los cauces que siempre marcó
JAC, de hecho me parece normal que tenga una cierta evolución y que en ella se reflejen los diferentes matices que Cardeñosa puede aportar. Creo que los rosaventeros más críticos no hacen sino descargar contra el "nuevo equipo" (que siguen siendo Jesús Callejo, Carlos Canales, Fernando Rueda, Juan Ignacio de la Cuesta, etc...es decir, los mismos salvo algunas participaciones en la tertulia y poco más...) la rabia, la impotencia y el desconcierto que supuso la repentina e inexplicable desaparición de Cebrián. Evidentemente es una figura insustituible y cada emisión se le echa más de menos, pero no se puede intentar acabar con su legado de esa forma.

Creo que sigue siendo un programa excelente donde se siguen tratando los temas de siempre...y mejor que sobreviva, a que Onda Cero lo sustituya por otro formato como, por ejemplo, uno de esos programas donde llaman los oyentes para
contar sus penas, ¿no?.

Dicho lo cual, aquí os dejo una entrevista que le hicieron en Periodista Digital
TV cuatro meses antes de su desafortunado adiós, en la que presentaba el que fue a la postre su último libro. Sirva de homenaje para un genio que se fue un día, como el mismo dice en esta entrevista, pero con la suerte de que muchos de nosotros sí supimos quién fue y lo que hizo por la divulgación de la historia en nuestro país.

Fuerza y Honor rosaventeros!!

3 comentarios:

Iván dijo...

Hombre, poco pero de calidad por este blog jaja. Yo me enganché realmente al programa tras la muerte de este hombre asi que no puedo comparar pero de momento disfruto con Cardeñosa y sus compinches. Sobre todo con el pobrecico del que se rien que le gustan tanto los temas astrales xD

D. Yuste dijo...

Jajajaja mi madre dice que lo poco agrada y lo mucho cansa!! jajaja. Si tío, que enganche a gente como tú sin que esté Cebrián demuestra que sigue siendo un muy buen programa. El pobrecico es Juan Ignacio de la Cuesta, que es un crack tambíen, lo que pasa que cuando se le va la olla en algún razonamiento los otros no pueden disimularlo xD. Un abrazo ivanovich!

Iván dijo...

Y la pena es que ocurre demasiado. jajaja