viernes, 2 de octubre de 2009

Yo también tengo una corazonada...

Imágen: Sportyou.es 2-10-09

Dentro de unas horas se decide la sede de los JJOO de 2016 en Copenhague, y algunos estamos expectantes por la decisión…pero es una expectación que con el paso de los días se va tiñendo de pesimismo para con la candidatura de Madrid.

Aún me acuerdo del batacazo de Madrid 2012 (allá por el 2005). Especialmente del griego (y su respectiva madre griega) que pulsó la tecla que no quería y le dio el voto a París queriendo dárselo a Madrid… luego quiso rectificar y le dijeron que las votaciones no podían cambiarse porque habían pasado los dos minutos del cierre… un colega israelí se chivó de que había metido el gambazo, y el griego se acojonó sacando un comunicado a los tres días desmintiendo su metedura de pata y alegando que había votado en blanco…más que nada para conservar su puesto de trabajo (en el que la verdad, no se vive nada mal), su orgullo personal, y evitar más de un improperio en algún que otro verano que se le ocurra visitar alguna de nuestras playas.

Después de aquello, Gallardón se tira a la piscina para presentarnos de nuevo…no sea que deje todo preparado, nos lo den cuando él ya no esté por el Ayuntamiento, y la foto se la eche otro/a.
Entonces claro, aunque tengamos la mejor candidatura, por apoyo popular (lo de los colores de Cibeles la verdad es que me puso los pelicos de punta... no así el concierto de Bisbal… jeje), por cantidad/calidad de infraestructuras y avance en sus construcciones, por la época dorada del deporte español, etc… pues resulta que somos menos favoritos si cabe que otrora lo éramos. Y… ¿por qué?... pues precisamente porque todo lo anteriormente nombrado, no cuenta absolutamente para nada hoy en día para los miembros del COI.

Los JJOO son una perita en dulce por la que todo el mundo se pega. ¿Por amor al deporte y el espíritu olímpico?, evidentemente no, sino por una cantidad sustancial de billetes de todas las nacionalidades que entran por las fronteras del país elegido, provenientes de exportaciones, inversiones, empleo, publicidad y turismo. Algunos estudios económicos indican que este premio trae consigo, nada más y nada menos, que una media de aumento del 1% anual del PNB del país afortunado en cuestión durante 4 años. Lo que importa aquí por tanto, más que el propio proyecto en sí, son los “lobbies”.

Entonces, en este contexto nos encontramos en una situación no muy ventajosa…puesto que las dos máximas rivales de Madrid resultan ser Chicago y Río de Janeiro. Esto es así por otras razones, a parte de la más nombrada, que es la rotación de continentes:

- Nos vemos las caras con Chicago y… Obama… ¡la Virgen!, que cuando salió la noticia de que al final iba estar presente en la elección, parecía que el mismísimo Abraham Lincoln había vuelto de entre los muertos para acudir al evento…y claro ya se sabe, si el país más influyente del mundo con el presidente con más marketing que se recuerda en siglos y una crisis financiera de la que les está costando salir, reclaman un 1% del pastel que hablábamos antes…es difícil decirles que no.

- En el otro rincón del cuadrilátero está Río y el gran Lula da Silva, hombre tímido y trabajador en sus inicios, que con el paso de los años y alguna que otra
"híper-mega” bolsa de petróleo encontrada en sus dominios, reclama, como buen Presidente de toda nación con galones en el mapa geopolítico, sus correspondientes felaciones diplomáticas y algún “hoy por ti, mañana por mí”, como pueden ser unos buenos JJOO.

- Como tercera razón, con mucha menos importancia relativa que las anteriores, voy a poner a la comitiva española. Donde el único que tiene algo de influencia es el Rey…porque claro… iban a ir Nadal (oro olímpico, nº2, etc…) y Gasol (plata olímpica, anillo NBA, eurobasket, mundial, etc…), dos referentes mundiales en pleno culmen de sus carreras, que hablan un inglés más que fluido…pero todo se quedó en Raúl (que conste…un ídolo para mí) que no ha hecho nada en unas olimpiadas y fue a la misma
academia de inglés que Emilio Botín.

Aún con todos estos “crochets” a la mandíbula de mi esperanza…ella aguanta para ver si mañana me llevo el alegrón de saber que, en siete años vista, voy a ver a los mejores atletas del mundo en La Peineta, a cinco minutos de mi casa.

Puedo decir que tengo una corazonada…no va a ganar Tokio, ¡FIJO!.

2 comentarios:

Iván dijo...

El video de raulito y su ingles es pa mear y no echar gota. Nos las da de fijo si

D. Yuste dijo...

Jajajaja, ánimo capitanísimo!!.

Mirar lo que declaró uno del COI sobre los JJOO de 2012, luego quieren dar la imágen de que las votaciones son muy serias y cuesta mucho decidirse...la madre que los parió a los chupatintas éstos:

"Tony Blair se reunió 45 minutos conmigo en Singapur. Hablamos de todo, de nuestros países, de historia, me contó cuáles habían sido sus decisiones más difíciles como primer ministro y cómo las tomaba...", recuerda un miembro del comité ejecutivo del COI. "Casi ni mencionamos los Juegos. Yo estaba decidido a votar por París si Madrid perdía. Pero cuando llegó el momento me dije 'mira, voy a votar por Londres'. Y Londres ganó por cuatro votos".