miércoles, 18 de noviembre de 2009

Crepúsculo...


Acabo de ver en televisión la primera película de la saga de los vampiros que están volviendo locas a adolescentes (y no tan adolescentes) en todo el mundo. Ya la vi en cine en su día... pero ya se sabe que cuando se ve una peli por segunda vez, recién cenado y tranquilamente en tu casa... hay ciertos matices, antes ignorados, que pueden variar la primera impresión que tuviste sobre ella. Además, mi opinión se basa solamente en la película, no he leído los libros, con lo cual tampoco puedo juzgar a fondo si la historia está poco o muy elaborada... tienen que ser la mar de entretenidos para haber captado tantos adeptos, eso seguro.

Bien... pues tras esta segunda experiencia he de comentar (y en algunos casos reafirmar) que:
  1. Los protagonistas no son, ni mucho menos, guapos (por lo visto en el libro son de lo más hermosos).
  2. Actúan como el ojete... las sonrisas de Edward y las caras de compungida de Bella son menos creíbles que los métodos de eliminación silenciosa de Chuck Norris. El que mejor lo hace es el vampiro que hace de "rígido", con eso lo digo todo.
  3. Los malos dan de todo menos miedo/respeto.
  4. Las peleas (y otros efectos especiales como saltos, el control a lo Cristiano Ronaldo que hace Edward con la manzana, etc.) son más falsas que un duro de escayola. Parece mentira que, con el presupuesto que deben tener, unos movimientos así no les queden más "realistas"... se puede "tener poderes" respetando las leyes de la Física y la percepción del espectador.
  5. Que los vampiros brillen como un "gusiluz" al sol... por más vueltas que le doy, por más que intento ignorar la naturaleza misma del mito vampírico, por más que me esfuerzo en encontrar un ápice de flexibilidad en mis prejuicios... ¡¡ no puedo !!. Es que es una patochada categórica... les quita a los pobres vampiros lo poco de intimidación que les quedaba, después de verles en el insti con sus gorras de béisbol y sus Volvos.
  6. El tema de la "ponzoña"... eso de que los vampiros se conviertan por una especie de veneno, como si se transmitieran la sífilis... no me entra tampoco. Aunque pienso que la autora lo hizo a propósito... lo de llamarlo ponzoña digo... porque teniendo en cuenta su segunda acepción en el diccionario de la RAE: "doctrina o práctica nociva y perjudicial a las buenas costumbres"... efectivamente las buenas costumbres de la mítica conversión vampírica no salen muy bien paradas...
  7. El final de la película (baile de instituto yankee a parte) con la vampira mala que queda suelta... no me ha dado (ni me dió) el más mínimo sentimiento de intriga ni ansiedad que me empujen a ver la segunda parte. Aunque la veré... a ver si me convencen algo más las ideas de la autora (Stephenie Meyer) y si el cambio en la dirección (Catherine Hardwicke le deja el testigo a Chris Weitz... se preguntará la cachonda por qué no la han dejado hacerla a ella también...) le da otro aire.
  8. Aclaración: mi opinión sobre la película en ningún momento se ha visto influenciada por el hecho de que en su título aparezcan subliminalmente las palabras PUS y CULO.

6 comentarios:

Iván dijo...

Recuerdo que me hablaste de esta peli en su dia con un ligero "no esta mal hombre". A mi me olia a chamusquina pero no pude evitar verla y entonces el olor a chamusquina paso a ser un incendio más grande que el de aquel coloso que estaba en llamas.

Me alegra que el sentido común haya llegado a ti porque esta es, con diferencia, la película de vampiros más cutre, ñoña (y eso que toda buena peli de vampiros tiene amor de por medio) soberanamente aburrida, ridícula, etc etc etc. Sinceramente no se me ocurre ningún abjetivo positivo que darle. NINGUNO.

Muchas gracias por esta entrada que, como seguro esperas, ha servido para que ponga a caldo esta enorme bazofia del siglo XXI.

Amen

PD: Sí, yo también vere Luna Nueva, no puedo evitarlo xD

Okr dijo...

Es un truñaco hecho a medida para LAS adolescentes que tienen las hormonas revolucionadas.

Como peli de vampiros: mala.
Como peli romántica: mala.
Como peli de acción: mala.

Como propuesta mitológica alternativa del vampirismo: mala mala.

Y si os gusta, pos na, ved la serie The Vampire Diaries, que es lo mismo pero pensao pa durar infinitamente...

D. Yuste dijo...

He de reconocer lo que dices Ivanovic...también hay que tener en cuenta que me había gastado 7 € en la entrada y no quería sentirme peor siendo el único... así que intentaba convencerte para que la vieras y te los gastaras tu también xDD. Ya fuera de coña... salí del cine con las pegas que he comentado en el post (lo del sol, la ponzoña, el tono pastelesco...etc) pero no se, al verla en la tele me gustó aún menos. Sabía de todos modos que ninguno de los dos podríais resistiros a comentar esta entrada jajajajaja. Gracias por vuestra colaboración.

La serie de Vampire Diaries ya la ve mi novia (gracias a tu blog, Marco...xD), pero como sabe que no me llama, me quiere enganchar a Flash Forward.

Por cierto, hablando de vampiros y series, la que si estoy siguiendo es True Blood, pero me está pasando algo parecido que con Heroes, cuanto más avanza menos me apetece jejeje.

P.D: Robert Pattinson sucks...

Pablete dijo...

simplemente precioso....

Iván dijo...

Eh tio! true blood es la pana! con un creador como Alan Ball no se puede esperar otra cosa xD A mi me han molado bastante las 2 temporadas, sobre todo por los personajes que me parecen cojonudos unos cuantos (con el hermano de Sookie y el negratagayer a la cabeza)

David dijo...

amen!