lunes, 30 de noviembre de 2009

Muse & Biffy Clyro: Éxtasis en Madrid

No sé qué adjetivos ponerle al concierto de Biffy Clyro y Muse del pasado sábado, en el Palacio de los Deportes de Madrid. De largo el mejor concierto que he visto, no sólo por lo impecable en la ejecución de los dos grupos (con mención especial a un inconmensurable Matt Bellamy y su virtuosismo al piano, guitarra y voces), sino también por la devastadora puesta en escena del trío de Teignmouth. Despliegue de medios sin igual, con todo tipo de luces, estructuras móviles, láseres, globos gigantes, etc. que provocaron el delirio a las 16.000 personas que abarrotaron el recinto.

Como teloneros Biffy Clyro, grupo que me dió a conocer mi amigo Iván (quién va a ser...) hace un tiempo y no les dí las escuchas pertinentes (pobre de mí!)... pero al que concedí una segunda oportunidad cuando me enteré que acudían de teloneros a la cita... y menos mal, porque estos escoceses se dedican, única y exclusivamente, a componer temas de los que marcan, como That Golden Rule, Folding Stars, y un largo etcétera, que me han empujado a devorar sus dos últimos discos en un tiempo record. Tocaron ocho temas y animaron hasta a los fans más impacientes de Muse, que disfrutaron saltando al son de Bubbles o la increíblemente buenrollera Who´s got a match?. Una verdadera lástima que no nos dejaran disfrutar dos o tres canciones más y nos tuvieran media hora mirando el techo, mientras ultimaban los preparativos para la que se avecinaba.

Y no era ni más ni menos que la intro espectacular de Muse, que a un servidor pareció teletransportarle a 1984 de George Orwell, con todas aquellas personas sin rostro subiendo como autómatas por sus grandes edificios y el estallido de la sublevación con la aparición de los británicos en mitad de aquellas impresionantes y luminosas estructuras, tocando Uprising. Tras tres cuartos de hora dedicados básicamente a su último disco, con temas como Unites Estates of Eurasia, Resistance o Undisclosed desires, llegaron las aclamadas Time is running out, Black holes and revelations, Starlight o Plug-in baby, y dejo ésta a lo último, no porque las tocaran en ese orden, sino porque creo que fue el momento de mayor éxtasis de la noche, junto con Knights of Cydonia, que cerró un concierto absolutamente brillante.



2 comentarios:

Iván dijo...

Los tios estos parece que no tocan mal no xD

Por cierto, la nube del reddo sí. Pedire disculpas oficiales en thisisnoise jajaja

D. Yuste dijo...

Jajajaja, me debes 10 pavos... pero con las disculpas me conformaré xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD